Royal Cantonés 2016: El Año del Mono Rojo de Fuego

Royal Cantonés: Usera, Chinese Food

Comer en un Chino en año Mono es compatible con los que son Rata, Dragón y Gallo. Si deseas experimentar la creatividad de la comida china en su máximo esplendor en 2016 deberás hacerlo en agosto, que es cuando el Mono está que se sale.

Yo soy Gallo pero no he comido en agosto sino en mayo y eso me ha afectado a la hora de maximizar la experiencia.

El Royal Cantonés de Usera es reconocido por El Comidista, por Echanove y también creo que por Elena de Borbón, a decir por las fotos que cuelgan de las columnas de este restaurante amarillo, pues amarillos eran todos los manteles y de oro macilento el manto grabado donde venía la factura.

No sé si es el mejor Chino de España porque es la primera vez que cómo en un chino así aquí. La última vez fue con un buen amigo en Manchester, cerca del Consulado de España, y el Chino de Manchester era muy distinto a este, en ambiente y servicio, y también en precio. Esto fue en 1994, año chino Perro, y claro fue otro tipo de sensaciones.

En el Royal Cantonés también he comido con buenos amigos, mucho mejores amigos que el de Manchester, más personales, más cercanos. Y la experiencia, por lo menos la mía, ha sido rica e inventiva, clara y sabrosa y por un momento desconfiada, pero esa desconfianza es más por una cuestión cultural o y de falta de cultura mía que de otra cosa.

Probarlo? Sí, y sí porque sirve para conocer y entender otras cocinas, un ying yang culinario. Placeres? como tales no, aunque los Dim sum son bolas de lo mejor del Imperio. Texturas? sí, la medusa, los tendones, la pata de pollo y la pata de oca.

La medusa es como una bolsa de patatas fritas donde no pararías de meter los dedos, los tendones me recordaron algo a los callos, la pata de pollo me es familiar y me traía a la memoria una alita de pollo pero con poca carne. Y la pata de oca, eso son palabras mayores. Primero porque parecen manos de mono o alas de murciélago, aquí es donde entra la carencia de cultura. Segundo porque la textura era rugosa y había que estirar con los dientes y tercero porque estuvimos jodiendo sin parar con el tema de la morfología animal. Y por último la sopa de arroz con huevo mileranio, que me pareció riquísima, aunque me esperaba una ostia amoniacal de huevo, cosa que no ocurrió.

Así que si queréis probar, cosa que recomiendo, ir haciendo reserva para agosto donde podréis sentir esto pero elevado a la enésima potencia: El Mono Rojo de Fuego del Royal Cantonés estará más cachondo que nunca.

  • Medusa
  • Cerdo y Pato.
  • Sopa de huevo milenario.
  • Tendones.
  • Patas de pollo.
  • Dim sum
  • Cangrejo.
  • Patas de oca
Royal Cantonés 1

Royal Cantonés 1

Royal Cantonés 2

Royal Cantonés 2

Royal Cantonés 3

Royal Cantonés 3

Royal Cantonés 4

Royal Cantonés 4

Royal Cantonés 5

Royal Cantonés 5

Royal Cantonés 6

Royal Cantonés 6

Royal Cantonés 7

Royal Cantonés 7

Royal Cantonés 8

Royal Cantonés 8

Royal Cantonés 9

Royal Cantonés 9

Royal Cantonés 10

Royal Cantonés 10

Royal Cantonés 11

Royal Cantonés 11

Royal Cantonés 12

Royal Cantonés 12

 

 

Sketches from a Paradise: El Real Jardín Botánico

Real Jardín Botánico Madrid

Sketches from a Paradise: El Real Jardín Botánico 1

Sketches from a Paradise: El Real Jardín Botánico 1

Sketches from a Paradise: El Real Jardín Botánico 2

Sketches from a Paradise: El Real Jardín Botánico 2

Sketches from a Paradise: El Real Jardín Botánico 3

Sketches from a Paradise: El Real Jardín Botánico 3

Sketches from a Paradise: El Real Jardín Botánico 4

Sketches from a Paradise: El Real Jardín Botánico 4

Sketches from a Paradise: El Real Jardín Botánico 5

Sketches from a Paradise: El Real Jardín Botánico 5

Sketches from a Paradise: El Real Jardín Botánico 6

Sketches from a Paradise: El Real Jardín Botánico 6

Sketches from a Paradise: El Real Jardín Botánico 7

Sketches from a Paradise: El Real Jardín Botánico 7