De San Francisco a París: Historia de un viaje

Historia de un viaje

1. Dejo San Francisco de noche con un manto de paneles oro que recuerda el California Gold Rush de 1845 y el Silicon Valley de ahora, oro en forma de algoritmo. Es lunes 17 y son las 22:00, llegaré el miércoles a las 00:10.

El avión de Air France sortea la bahía en dirección a Sacramento, eso dice el mapa digital que tengo delante. La mirada se arrastra por la minúscula ventana y atrás se quedan 7 meses de trabajo y emociones…algo grande se viene conmigo.

paneles oro que recuerda el California Gold Rush de 1845 y el Silicon Valley de ahora

Pasado este primer tramite visual vuelvo a la realidad del viaje, algo menos romántico, es decir, compartir el viaje con quien la fortuna aleatoria ha decidido que vuele. Y si bien la fortuna del viaje siempre me ha acompañado bien con asientos vacíos, bien pasándome a business o bien con buenas compañías, en este caso la fortuna ha decidido que ya me tocaba algo más divertido.

Me toca ventana, bien. Me toca una pareja mayor alemana que ya están sentados cuando llego. Danke sir, le digo al caballero y, creo que fue ese Danke sir el que me salvó de la ira de la frau. La frau se levanta del asiento y me encuentro con una pieza teutona de 1.90 cm de larga y 90 cm de ancha. Joder, dice mi mente en secreto. Sonrío y me acomodo. La pareja no habla inglés y mi alemán se reduce al saludo, al adiós y a algunos tacos. Asi qué a partir de ese momento la comunicación se reduce a gestos, expresiones faciales o directamente al silencio.

Hasta aquí todo bien. Sólo han pasado 30 minutos de las 10 horas de viaje. Pero e aquí que a partir del minuto 31 del viaje la frau empieza a sentirse incómoda en su asiento. Cierto es que los asientos son ridiculamente estrechos y el espacio mínimo y claro si ha eso le añadimos volumen personal la cosa se pone complicada.

Frau Espacio Vital, desesperada por su falta de sitio empieza a golpear con la rodilla el asiento de delante que al reclinarse ha conseguido apretar aún más el aire que hay entre la frau y el asiento delantero. Impasible la viajera de delante soporta estoica las embestidas de la teutona. De las rodillas pasamos a los puñetazos en el reposa cabezas,,,por un momento pienso en sacar la cámara que llevo conmigo pero igual de rápido pienso que una ostia de la frau me sacaría volando por la ventana, de manera que callo y sigo observando como se desarrolla la trama espacial.

Tras soportar estoicamente durante 20 minutos las embestidas de la alemana la viajera de delante se levanta y desaparece en el infinito pasillo del avión. Minutos más tarde aparece una azafata que lleva escrito en una pegatina la palabra securite. La azafata securite comienza a entablar una conversacion en alemán con Frau espacio vital. No entiendo nada de lo que dicen pero observo la cabeza de la alemana, grande como una sandía cuadrada, negando y negando enfurecida. La azafata francesa pasa de la amabilidad a la insistencia y de la insistencia al imperativo y he aquí que cesan los gestos y se calma todo.

El silencio se apodera del espacio que comparto con la pareja alemana y en un alarde de hipocresia absoluta le indico con un gesto de manos a la frau que el espacio en muy muy pequeño,,,,Frau Espacio Vital suelta un cadena de ja ja ja que me deja claro que es así…

2. Paris, Charles de Gaulle. Por fin he llegado a París y puedo estirar las piernas,,,las puedo estirar por cinco horas si quiero, que es lo que me toca esperar. Paso los controles serpenteantes que parecen diseñados por un club de borrachos hasta que me topo con el policia que cree haber identificado a un posible sospechoso,,,et voilà comienza la pesquisa: que lleva en su mochila, pregunta. Lentes fotográficas, contesto. Cuántas, vuelve a preguntar. 4, le digo. Perfecto, asevera para seguidamente gesticulando con su mano napoleónica decirme, sáquelas todas, desmonte la lente de la cámara y meta la mochila en el scanner.

Dicho y hecho, obedezco al jefe Soma mientras que oigo que le dice al del scanner: attention à ce sac,,,,et voilà le digo al poli, todo correcto no? Si señor, todo en orden y salgo de la culebra camino a la Terminal 2, a saber, la Terminal del arquitecto Paul Andreu.

Terminal del arquitecto Paul Andreu 1

Terminal del arquitecto Paul Andreu 2

Me imagino una cadena de huevos dalinianos trinchados y puestos en ilera. Al tumbarlos la cáscara se rompe dejando oquedades en forma de panal desde donde ver el interior. Los pasajeros en la terminal 2, dentro de la terminal, somos micro zigotos pululando viajes. Los viajeros desde el avión somos micro cosmos mirando la terminal 2 como una granja de diseño.

Cinco horas de espera en la Terminal 2 dan para experimentar la arquitectura de Paul Andreu y para fotografiar acciones humanas, la vida de los zigotos…o la granja, según se mire.

Terminal del arquitecto Paul Andreu 3

Terminal del arquitecto Paul Andreu 4

3. Espressamente, Paris in Bloom, cosméticos y chocolate y el baile de máscaras. Los aeropuertos, sus terminales, son liberadores de prejuicios, expresar cómo pensamos y lo que sentimos.

Espressamente

Paris in Bloom

Sentado, coloco la cámara sobre la mochila y sintetizo 10 minutos fotográficos que comienzan así y que hay que leer de izquierda a derecha:

a) (Foto izquierda) La chica asiática es el totem de la secuencia, siempre está, es el discurso en silencio,,,  y así van desfilando lectoras de periódicos sueño y (foto derecha) cuatro cabezas inclinadas.

La chica asiática es el totem de la secuencia, siempre está, es el discurso en silencio,,,y así van desfilando lectoras de periódicos sueño, cuatro cabezas inclinadas

b) (Foto izquierda) Una habitante de Delfi, (Foto derecha) una madura hecha potencia junto a unos asiáticos marketing.

una habitante de Delfi, una madura hecha potencia junto a unos asiáticos marketing

c) Paz y teléfono…

(Foto izquierda) La paz del teléfono se convierte en el segundo totem conversación sólo que en lugar del silencio representa el ruido y el paseo eco paz eco centro comercial. Sus piernas largas planean por la fotografía y a diferencia de la primera chica asiática desaparecerá de la escena. Está ausente y presente a la vez… (foto derecha) Todas tienen mensajes o llamadas de última hora, son tres.

La paz del teléfono se convierte en el segundo totem conversación sólo que en lugar del silencio representa el ruido y el paseo eco paz eco centro comercial. Sus piernas largas planean por la fotografía y a diferencia de la primera chica asiática desaparecerá de la escena. Está ausente y presente a la vez… Todas tienen mensajes o llamadas de última hora, son tres.

d) (Foto izquierda) Totem 2: Ahora movimiento hacia la izquierda buscando palabras. (Foto derecha) Primera aglomeración, aunque ninguno llega tarde, el totem asiático toma café.

Totem 2: Ahora movimiento hacia la izquierda buscando palabras. Primera aglomeración, aunque ninguno llega tarde, el totem asiático toma café

e) (Foto izquierda) Pareja que viste París pero que no son de París. (Foto derecha) Americanas que abandonaron la religión y que llegan a Paris buscando cafeterias de l’amour.

Pareja que viste París pero que no son de París. Americanas que abandonaron la religión y que llegan a Paris buscando cafeterias de l'amour

f) (Foto izquierda) Parada y búsqueda con maleta, arquitectura sin pretensiones en el centro y búsqueda de palabras esta vez caminando hacia la derecha. (Foto derecha) El periodico del sueño habla por la derecha, mi totem asiático sigue en su sitio, en el centro ya se han encontrado las palabras, se cruza la primavera que ya es verano y una mirada por la izquierda no sabe si quedarse con las ojas o con el árbol.

(Foto izquierda) Parada y búsqueda con maleta, arquitectura sin pretensiones en el centro y búsqueda de palabras esta vez caminando hacia la derecha. (Foto derecha) El periodico del sueño habla por la derecha, mi totem asiático sigue en su sitio, en el centro ya se han encontrado las palabras, se cruza la primavera que ya es verano y una mirada por la izquierda no sabe si quedarse con las ojas o con el árbol

g) (Foto izquierda) El chico de color le encuentra sentido a la situación. El movimiento ocurre a la izquierda, las palabras se asientan, una idea cruza por detrás y (foto derecha) dos alegrías vivas vuelan la terminal, a la derecha hay una presencia.

(Foto izquierda) El chico de color le encuentra sentido a la situación. El movimiento ocurre a la izquierda, las palabras se asientan, una idea cruza por detrás y (foto derecha) dos alegrías vivas vuelan la terminal, a la derecha hay una presencia.

h) (Foto izquierda) Hay cinco asientos vacios. (Foto derecha) Campamentos de verano integrales, es decir, con los padres.

(Foto izquierda) Hay cinco asientos vacios. (Foto derecha) Campamentos de verano integrales, es decir, con los padres.

i) (Foto izquierda) Cruce de miradas intergeneracional. (Foto derecha) Un poeta de las Vegas.

(Foto izquierda) Cruce de miradas intergeneracional. (Foto derecha) Un poeta de las Vegas.

j) (Foto izquierda) Dos tiempos parados y vivos. (Foto derecha) Cargadas.

(Foto izquierda) Dos tiempos parados y vivos. (Foto derecha) Cargadas.

k) El primero izquierda diseña, los otros arreglan el mundo infiel.

El primero izquierda diseña, los otros arreglan el mundo infiel.

Es hora de embarcar de nuevo. Han pasado 5 horas en París, Charles de Gaulle.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*