El discurso de un iluminado: La cabra tira al monte

El discurso de un iluminado: un diseño casi mefistofélico

Mi último profesor de latín del colegio tenía la buena costumbre de etiquetar nuestras “boutades” estudiantiles con la sentencia: “La cabra tira al monte”. Lo que yo desconocía en ese momento era que su jaculatoria podría en el futuro aplicarse a casi todo.

Mi profesor era de Soria, estudió su latín en la Sorbona por cosas de la guerra y con el tiempo llegué a pensar que sus palabras venían de la mano de las experiencias vividas en aquellos años adúlteros…

Los tiempos han cambiado, me refiero a la guerra no a lo adúltero, y es así como yo bajando del monte y la cabra subiendo al monte me encuentro con esta estampita del deseo fusionada en un campo de provincia…y me imagino que el atractivo de este cartel vendedor reside más en lo surrealista que en el deseo de provocar la compra.

Así el texto se convierte en onomatopeya bárbara fusión de panfleto reivindicativo “nunca más” y teletienda “¿pies cansados?”  conjugado en barbarismos nórdicos “rapielda” para pasar a la era galáctica soft air vestida de un diablo se viste de Prada llamado Mephisto,,,

En el proceso de aturullamiento se explica que lo que se vende es para caminar aunque el cuadro muestre a la Modelo tumbada en un éxtasis ocioso hostelero de verano y con un fondo de bancales pedregosos.

Resumiendo, andar hoy es tumbarse, Mephisto ya no es un iluminado de la tentación sino un cateto junta pegatinas, el marketing exclusivo se da en el monte y así así así uno llega a entender que caminar es más la sensación de caminar y el lifestyle sentir cada vez menos para magnificar las verdaderas experiencias.

“La cabra tira al monte”

El discurso de un iluminado: La cabra tira al monte

Links related to El discurso de un iluminado: La cabra tira al monte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*