Pedro Nuño de la Rosa: La Aristocracia Distante

Pedro Nuño de la Rosa

Con el tiempo he aprendido a tener opinión de lo que conozco, de haber hecho caso de las opiniones ajenas seguramente no hubiera fotografiado a nadie o bien los hubiera fotografiado de otra manera. Con el tiempo he aprendido a callar aunque callar no sea tan bueno  a la hora de destapar la personalidad de uno. 10 horas de conversación con Nuño de la Rosa han dado para mucho. En principio afectado por la hordas gastro filia gastro fobia crítica mantuve la distancia patética del rechazo, con el tiempo y la sonoridad del verbo he aprendido que este Licenciado en Historia de Arte es algo más que un crítico gastronómico. Lenta es la levedad de ser y grande la prosa mágica, un estudio de la vida y las formas.

Tras conversar de gastronomía y arte me fui dando cuenta que la ofensa era arte, que compartía muchas visones gastronómicas y enológicas, pensamientos guardados en el tiempo que nunca he sacado. Y si ser pero sintiendo me fui dando cuenta que Alicante guarda en el secreto de la palabras todo lo que somos. Tantas conversaciones con opiniones vehementes acerca del todo y de la nada pero que son incapaces de decir en público. La vanidad, mucha vanidad, y la poca osadía, cero de osadía…tanto diletante que habla de su tierra y no ama su tierra. Todos comunes.

Y así decido hoy sacar este retrato de un Aristócrata Distante que nadie ama y yo aprecio por su conversación y su conocimiento,,,de los desmanes de los actos y del tiempo que hable cada uno, que se soporte cada uno,,,a mí su discurso y conversación me parecen reales  y compartidos,,,es lo que me vale.

Pedro Nuño de la Rosa: La Aristocracia Distante

Links related to Pedro Nuño de la Rosa: La Aristocracia Distante

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*