Restaurante Serafines

Ibi: Restaurante Serafines

La provincia de Alicante sigue y sigue animando mis sentidos, una vez tras otra. Todo empieza con un viernes ovidiano, ars amatoria, donde el amor queda por encima de todo, más allá de que dos Restaurantes, uno de Alicante y otro de la Albufera, se empeñaran en joderme el día.

El primero, en la calle Portugal, se empeña en balbucear a la hora de ofrecer vino entre Rioja y Ribera (Crónica del Rey Pasmado),,,y ya está, ya están los embajadores de la Rioja y Ribera alicantinos jodiendo el día con 2 castañas de vino que me recuerdan a los vinos de mesa ahumados de los que habla Peñin en su artículo “Diferencias entre el vino corriente y el vino excepcional” . Sigue el asunto con un servicio que ni Macdonalds, es decir, pides en la barra, te vuelves a tu mesa redonda pequeña, te llaman a grititos desde la barra donde anuncian la llegada de comanda y claro la barra está abarrotada y tienes que pedir disculpas, permiso, tocar el hombro del otro cliente para agarrar ferreamente tu platito,,,así tantas veces como platicos hayas pedidos,,,soporifero…y seguimos porque en la mesa redondita sólo hay espacio para un plato con lo que o optas por hacer de Casteller o vas colocando los platos cerca de la barra exterior, si es que te toca cerca, o vuelves a levantarte a darle los platos vacios a los camareros volviendo a joder a los que están en la barra…y de lo comido ni hablo, digamos que a la ensalada de tomate y queso fresco de 7.50 euros todavía le estoy buscando el sabor al tomate y la frescura al queso….igual es que eran también de la Rioja o de la Ribera.

El segundo se salva y mucho por su buen producto y mimo del cliente aunque también bebe las aguas del otro: Rioja o Ribera,,,joder que hartazgo,,,y a la mente me viene el  reciente artículo de la MW Sarah Jane Evans en la Revista Decanter titulado “The Spanish Levant” (del que Agustín C Piqueres nos hará un análisis) donde habla de vinos fabulosos, de viticultores genio, rompiendo así el melón de todos estos catetos locales que son al vino lo que el lujo al turismo de Benidorm.

Dicho esto paso al sábado donde con mi amigo Paco, su mujer, mi madre y Alicita nos vamos a comer al Restaurante Serafines de Ibi. Y todo el viernes de furia se convierte en sábado de gloria. Carta de vinos con vinos de Alicante, Valencia et al,,,recomendación a probar vino de Alicante en caso de que no lo conozcamos, cero presencia de Rioja y Ribera en el verbo, elección de Santa Rosa 2009 de Enrique Mendoza,,,y claro, lágrimas de placer ante las 2 botellas que tomamos acompañadas de una pericana, gambas al ajillo, caracoles, ensalada de la casa y olleta.

Mesas amplias, espaciosas, habitáculo donde el sonido de la conversación tiende al centro apretándose, sin molestar a los otros comensales, con una frescura de producto, una autenticidad que sin hablar ni pretender te satisface y da placer, un entorno natural tan cercano de la ciudad y tan lejano de muchos que me vuelve a confirmar que la provincia tiene mucho de bueno, mucho de arte y mucho de terroir: Restaurante Serafines.

Restaurante Serafines 1

Restaurante Serafines entorno 1

Restaurante SErafines entorno 2

Restaurante Serafines Pericana 1

Restaurante Serafines Pericana 2

Santa Rosa 2009 Enrique Mendoza 1

Santa Rosa 2009 Enrique Mendoza 2

Restaurante Serafines Gambas al ajillo

Restaurante Serafines Caracoles

Restaurante Serafines Ensalada de la casa

Restaurante Serafines Olleta

Links related to Restaurante Serafines Olleta:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*