Retrato de Rodrigo de la Calle

Rodrigo de la Calle, El Alquimista Gastronómico.

Leonardo Da Vinci dice: El hombre y la vida se sostienen gracias al equilibrio y la concordancia de los elementos.

Y eso es lo que hace Rodrigo del Calle. Cada plato, cada movimiento, cada intuición de Rodrigo de la Calle captan el elan vital del universo de la gastronomía. El impacto y lo excepcional de su cocina se fundamentan en sustituir lo tradicional por una composición rítmica transformadora, alquímicamente transformadora.

Rodrigo de la Calle es pureza y sus platos son destellos de armonía. Observar la cocina de Rodrigo, probar sus platos, descender las escaleras de su comedor en un tránsito breve hacia lo desconocido, tomar asiento, esperar y comenzar con el primer bocado es como escuchar a Bach tocado por Pau Casals.

Todo se detiene, todo sucumbe y concentra alrededor de una mesa redonda concentradora de sabores, texturas, emociones y brillos acústicos que se graban en la memoria del que paladea su cocina.

Rodrigo de la Calle es habitante de Gourmandia, el país de la Alta Cocina, el lugar a donde todos quieren llegar para quedarse y que pocos cocineros encuentran. La historia de Rodrigo de la Calle, su encuentro con Gourmandia, me recuerda mucho a Baudolino, personaje de Umberto Eco, quien cuenta:

Baudolino hace entrega de una escudilla de madera con la que su padre solía vender vino a Federico Barbaroja argumentando que esa escudilla es en realidad el Santo Grial y que debe de emprender viaje a Oriente a devolverla a su legítimo dueño, el Preste Juan.

Y eso es para mi la cocina de Rodrigo de la Calle: el descubrimiento del mito gnóstico de la creación gastronómica. Acervo, interpretación, alquimía y génesis.

La cocina de Rodrigo de la Calle, Cocinero del Año de Madrid fusión 2011, Premio Chef L’Avenir 2010 /2011 está sentada sobre las bases de la Ciencia Nueva de Giambattista Vico:

  • Prima la tópica frente a la analítica
  • Prima el repertorio frente a la distinción
  • Prima la agudeza, que es penetración de entendimiento, frente a la sutilidad.
  • Prima la creación frente a la disección.
  • Prima conocer y después juzgar.

Rodrigo de la Calle, Retrato del Alquimista Gastronómico.

VCrown©2011

VCrown©2011

VCrown©2011

VCrown©2011

VCrown©2011

VCrown©2011

VCrown©2011

VCrown©2011

VCrown©2011

VCrown©2011

VCrown©2011

VCrown©2011

Enlaces relacionados con Retrato de Rodrigo de la Calle:

You can follow VCrown work at: FlickrTwitterFacebookVimeo

One thought on “Retrato de Rodrigo de la Calle

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*